La magia del grafito

Para lubricar el cilindro lo mejor es utilizar grafito en polvo. Este producto, de color gris oscuro y de brillo metálico, se presenta en recipientes con aplicador, se debe introducir la punta del mismo en el canal de la llave y apretar el envase. Una mínima cantidad es suficiente.

Este polvo es como talco para el cilindro. Produce un efecto como de lija, puliendo el rotor y los pernos al girar en el tambor del cilindro.


Por más información, consulta el libro de cerrajería: "Apertura de Puertas - Técnicas y Trucos"

13 vistas